Seleccionar página

Reducción mamaria

¿Tienes alguna duda?

Consulta con nuestro Servicio de Atención al Paciente

La cirugía de reducción de mamas incluye técnicas para reducir volumen y mejorar la forma del pecho, según lo necesario para cada caso concreto.

La mamoplastia reductora se aplica en los siguientes casos:

  • Es el tratamiento adecuado para hipertrofias mamarias.
  • Para tratar las asimetrías mamarias. Es muy frecuente encontrar que los dos pechos no son iguales. En algunos casos la diferencia de la forma de las mamas es llamativa y podemos planificar reducir y simetrizar en la misma operación.
  • En gigantomastias o pechos exageradamente grandes es habitual que nuestras pacientes nos cuenten problemas físicos tales como dolor de espalda o cuello.

En muchos casos de hipertrofia mamaria, también aparecen erupciones o irritaciones debajo de las mamas que suelen ser recurrentes por roce o sudoración.

En general, buscamos subir la areola y reducir el pecho para conseguir el mejor resultado respetando las proporciones corporales de la paciente, para que consigamos naturalidad con máxima seguridad.

No es una cuestión solo de tamaño de las mamas. El objetivo es conseguir una forma adecuada, y pechos simétricos con mínimas cicatrices.

 

Cicatrices en reducción mamaria.

Existen muchas técnicas diferentes a seleccionar según las medidas del paciente.

Según la circulación del pecho y su anatomía podemos seleccionar reducciones basadas en el pedículo superior, inferior o laterales para subir el pezón a su nueva posición con la mayor seguridad vascular disminuyendo riesgos para el pezón.

La calidad de las cicatrices después de una operación de reducción de mamas, es una de nuestras principales preocupaciones.

Existen varias opciones de cicatrices en mamoplastias de reducción que pueden ser:

  • areolares
  • verticales
  • en el surco submamario, conocidas como reducciones mamarias en T invertida.

Preferimos, siempre que es posible, patrones con menos cicatriz, evitando la inferior, lo que se conoce como reducción mamaria con solo cicatriz vertical.

En casos seleccionados podemos evitar incluso las cicatrices verticales y realizar la denominada cirugía de reducción mamaria periareolar.

De cualquier forma, nuestro equipo realiza suturas intradérmicas, ocultas bajo la piel, con la ventaja de obtener cicatrices finas y muy discretas, sin necesidad de tener que quitar puntos cutáneos.

De esta manera el resultado es más discreto y el postoperatorio es más cómodo, con menos riesgo de complicaciones.

Que queden mínimas cicatrices después de la reducción de mamas es aún más importante en mujeres jóvenes, pues existen técnicas que te permiten vestir prendas con escote, sin visualizar la cicatriz.

Reducción de mamas

Nuestro protocolo de seguridad.

No podemos olvidar que la reducción mamaria es una cirugía segura, pero teniendo en cuenta que es preciso contar con medios adecuados y un buen control preoperatorio, incluyendo analíticas, pruebas radiológicas y consulta de valoración por el equipo de Anestesia.

Siempre incluimos un estudio completo de patología mamaria, mamografía y valoración por el equipo de

Normalmente la realizamos bajo anestesia general, precisando ingreso hospitalario para mejor control evolutivo.

En casos seleccionados puede realizarse con anestesia local y sedación.

Recomendamos la elección equipos especializados en cirugía plástica y estética mamaria y realizar la mamoplastia de reducción en de centros hospitalarios con todas las medidas necesarias para su seguridad.

Nuestro protocolo incluye, diferentes medidas de prevención intraoperatorias y todo el control que supone contar con el teléfono de nuestro equipo de atención al paciente y vigilancia postoperatoria, las curas necesarias en consulta.

Incluimos los sujetadores adecuados, así como los masajes y drenajes linfáticos posteriores que disminuyen la inflamación y reducen las posibles complicaciones.

Como ves, hay muchos detalles que marcan la diferencia en la reducción de mamas a la hora de decidirte, ya que no realizamos una intervención estándar o en función de la talla deseada sino de encontrar lo idóneo y proporcionado, en función de las características de cada paciente, por eso es imposible personalizar el tratamiento de reducción de mamas sin realizar una correcta exploración en consulta.

Otros procedimientos de pecho: