Seleccionar página

Blefaroplastia

¿Tienes alguna duda?

Consulta con nuestro Servicio de Atención al Paciente

Que es la Blefaroplastia.

La Cirugía Plástica Palpebral (cirugía de párpados) o Blefaroplastia es una intervención para eliminar las bolsas grasas y los excesos de piel que caen de los párpados y que dan el aspecto de cansancio y envejecimiento en el tercio superior de la cara.
Se realiza fundamentalmente en mujeres, pero también es una técnica muy solicitada entre los varones de edad media.

Las Blefaroplastias, cantopexias y otras técnicas perioculares también se utilizan para mejorar alteraciones congénitas o secuelas de traumatismos o fracturas, así como Cirugía Plástica y Reparadora por tumores.

Las Blefaroplastias pueden combinarse con otras técnicas estéticas mínimamente invasivas, como el uso de toxina botulínica para mejorar “patas de gallo”, arrugas del entrecejo o con minilifting temporal para elevar la cola de las cejas, si fuera necesario.

Uno de los puntos clave está en valorar correctamente las necesidades de cada paciente en toda la zona alrededor de los ojos, con el objetivo de mejorar la mirada, manteniendo al máximo la expresión y naturalidad del tercio superior de la cara.

Dr. Manuel Sancho Jiménez

Cirujano Plástico. Director de UCP Estética.

Blefaroplastia superior.

Muchos pacientes presentan un exceso de piel del párpado superior que cae en algunos casos y llega a tocar las pestañas superiores. Esta piel sobrante puede eliminarse al mismo tiempo que creamos un nuevo pliegue mediante técnicas de Blefaroplastia Superior con suturas intradérmicas. Así la cicatriz queda prácticamente invisible una vez pasado el periodo de cicatrización.

Es importante valorar la posición de las cejas. Si las cejas están caídas, la sensación de cansancio y caída del párpado superior es mayor. Por ello, valoramos mejorar el resultado estético facial combinando la Blefaroplastia con otros tratamientos para elevar y mantener la ceja en posición adecuada, como el lifting de cejas, preferiblemente mediante endoscopia para evitar grandes cicatrices.

En muchos casos, para elevar y mantener esta posición de cejas utilizamos técnicas mínimamente invasivas o sin cirugía incluyendo el uso de toxina botulínica.

 

Blefaroplastia inferior y superior

Blefaroplastia inferior.

La técnica clásica, secciona el músculo orbicular, y retira excesos de piel, dejando cicatrices en los párpados inferiores, bajo las pestañas.

En los últimos años se ha desarrollado una mejor técnica, la llamada blefaroplastia transconjuntival con o sin cantopexia, con la cual conseguimos corregir los excesos sin alterar la musculatura del párpado y eliminar las bolsas sin cicatriz externa.

La ausencia de cicatriz en el párpado inferior permite una recuperación rápida y supone una ventaja añadida y un postoperatorio más confortable tanto en hombres, como en mujeres. Por todo ello se ha convertido en nuestra técnica de elección en estos últimos años, siempre que sea posible.

Nuestro objetivo es conseguir buenos resultados con mínima agresividad y máxima naturalidad.

Con la combinación de técnicas seleccionadas para cada paciente se persigue el objetivo de mejorar los párpados pero mantener la expresividad del tercio superior de la cara.

De cualquier forma cada cara es distinta y cada piel envejece de manera diferente por eso es fundamental un estudio individualizado para mejorar el aspecto del tercio superior de la cara, con la técnica o combinación de ellas, adecuada para cada caso de forma que el resultado sea muy natural, sin cambios drásticos ni exageraciones en la cirugía de parpados.

Preoperatorio.

El protocolo preoperatorio del Dr. Sancho, incluye un estudio individualizado, estático y dinámico centrado en la región periocular, para una correcta valoración de

  • párpado superior e inferior
  • posición de la ceja
  • arrugas perioculares, “patas de gallo”, arrugas de entrecejo
  • estado de las pestañas
  • existencia de ojeras
  • signos de envejecimiento facial
  • estado de la piel no solo del área referida, sino en el contexto de un estudio facial de tercio superior de la cara.

Una correcta planificación de la Cirugía Plástica y Estética en la zona de los párpados es fundamental ya que es una zona diana de la cara, es decir, donde se centra la atención y es clave mantener la naturalidad.

La mayor parte de las Blefaroplastias se realizan con anestesia local o con sedación sin ingreso. Pero como cualquier técnica quirúrgica no está exenta de posibles complicaciones.

Por eso nuestro protocolo incluye estudio preoperatorio completo y realización en quirófano con todas las medidas de seguridad necesarias.

Resultados de Blefaroplastia.

Con el desarrollo de nuevas técnicas de Blefaroplastia, menos agresivas, y su posible combinación con otros tratamientos sin cirugía se consiguen resultados a medida, más naturales y con recuperación más rápida.

Se tiende a realizar la intervención a edades más tempranas. Los pacientes no desean llegar a una situación de envejecimiento llamativo, prefieren mantener una buena imagen mediante pequeños pero eficaces retoques.

El objetivo es mejorar y frenar los signos del envejecimiento en la cara, discretamente, sin que esto llame la atención en su círculo social.

Existe multitud de técnicas que pueden combinarse para mejorar los párpados, la mirada y el tercio superior de la cara. Los resultados son muy satisfactorios siempre que se cumpla el objetivo de mantener al máximo la naturalidad del resultado.

Los riesgos son menores si se pone en manos de especialistas cualificados y se realizan las intervenciones en clínicas dotadas con infraestructuras adecuadas, para que los resultados obtenidos sean óptimos, naturales y seguros.

Otros procedimientos de tratamiento facial: