Seleccionar página

Reconstrucción mamaria

¿Tienes alguna duda?

Consulta con nuestro Servicio de Atención al Paciente

En la Unidad de Cirugía Plástica de Dr. Sancho nuestras pacientes pueden confiar en que están en buenas manos. Somos profesionales comprometidos con la excelencia en el tratamiento a nuestros pacientes, con amplia experiencia en tratar pacientes que sufren las consecuencias del cáncer de mama, tanto en casos primarios como en casos de secuelas o de mejora estética de resultados.

Gracias al trabajo realizado durante los más de 20 años de experiencia junto con otros profesionales de distintas especialidades médicas interesadas en la patología mamaria, hemos aprendido a ofrecer a nuestras pacientes un tratamiento personalizado, fruto de un abordaje interdisciplinar, que responde a los más altos estándares de calidad. Procuramos el mejor resultado posible tanto desde el punto de vista oncológico, como de satisfacción con el resultado estético.

Se consigue un resultado más satisfactorio y más coordinado gracias a la colaboración con especialistas de

  • Ginecología
  • Oncología
  • Anatomía Patológica
  • Psicólogos
  • Rehabilitadores
  • Radioterapeutas y Radiólogos, etc.

Todas nuestras pacientes deben ser conscientes del proceso que les ha tocado vivir, deben ser estudiadas para saber en qué momento de la enfermedad se encuentran y deben recibir una información, que les aclare cuál va a ser el tratamiento y qué resultado pueden esperar en su caso concreto.

Como cualquier otro proceso que afecte en primer término a la vida, la paciente, debe asumir que lo primero es su salud y la propia supervivencia. Aunque no debemos nunca olvidar, que una vez asegurada la misma, lo siguiente que nos va a preocupar y generar incertidumbre, será la calidad de la vida. Ésta va a estar condicionada por un buen resultado, para evitarles en la medida de lo posible, la vivencia de amputación o mutilación.

Es por este motivo que desde UCP somos firmes defensores del derecho que pensamos, que tienen todas las pacientes, a ser reconstruidas y a ser evaluadas por Cirujanos Plásticos con experiencia oncoplástica, que asegure un resultado lo más satisfactorio posible en cuanto al aspecto de la reconstrucción mamaria.

¿Cómo se reconstruye una mama?

La reconstrucción mamaria persigue mejorar el aspecto de la paciente para obtener una simetría en esta zona corporal tan importante para la mujer, que ha perdido parte o una mama completa, pero no somos capaces de reproducir la mama propiamente dicha, con su glándula, grasa y complejo areola-pezón.

Mediante distintas técnicas de Cirugía Plástica, sólo conseguimos imitar o simular, su aspecto, apariencia y volumen. Esto permite mejorar su autoestima en los casos de mutilación mamaria, sin interferir o en todo caso mejorar, el pronóstico en el tratamiento de su enfermedad tumoral.

El cirujano debe explorar las características de las mamas y generales de la paciente, y saber, por la comunicación con los onco-ginecólogos del equipo (si la paciente tiene un cáncer activo o en remisión y en fase de secuelas), el tratamiento y la porción de la mama que va a ser reconstruida.

Así, podrá informar a la paciente adecuadamente y ofrecerle de forma realista, la combinación de técnicas que según su experiencia, van a lograr un mejor resultado y conseguir que las expectativas de la paciente se puedan ajustar más a su realidad, además de intentar siempre la simetría en el resultado (el aspecto de una mama con respecto a la otra).

¿Qué técnica es mejor para reconstruir una mama?

Existen diferentes técnicas de reconstrucción mamaria, que pueden clasificarse según:

  • El momento de la reconstrucción, en inmediatas (en la misma intervención la extirpación del tumor y la reconstrucción) o en diferidas (en dos intervenciones diferentes).
  • El modo de reconstrucción, en autólogas (con tejidos propios) o mediante expansores o prótesis.

Dependerá de las características del defecto y de la posibilidad o no de usar los tejidos circundantes.

Resumiéndolo y simplificándolo mucho, si nos falta piel habrá que expandir la piel o transferirla de otra zona del cuerpo con los llamados “colgajos”(especialmente indicados cuando la piel remanente se encuentra radiada), cuya elección dependerá también de dónde se puedan obtener con la menor secuela posible.

Si tenemos piel, pero falta volumen o relleno, entonces lo aportaremos o bien con una prótesis sintética o con tejido propio de otra zona del cuerpo, como pueden ser injertos de grasa o colgajos de piel o de piel y músculo.

Siempre tendremos más de una alternativa, por lo que “la mejor técnica”, será la que se adapte mejor a las características de la paciente y a sus deseos (algunas pacientes no quieren llevar prótesis, otras si, algunas no quieren cicatrices en zonas visibles, etc).

La paciente debe estar informada que en los casos en que se obtienen tejidos de otras zonas del cuerpo como espalda, abdomen o muslos, quedarán cicatrices y secuelas para siempre, y en los casos en los que precisen prótesis, supone contar con las molestias o complicaciones que se presentan a veces incluso tras meses o años, por los problemas que la radiación, infecciones, traumatismos, etc, pueden producir a los portadores de prótesis.

¿Son intervenciones complejas?

La reconstrucción de mama ya sea simultánea o diferida, en la mayoría de los casos requiere varias intervenciones (no todas de la misma importancia o complejidad y riesgo) con trasferencia de los distintos componentes que van a conformar la mama:

  • piel
  • grasa
  • músculos
  • prótesis sintéticas internas, etc.

Las técnicas complejas y/o largas o en varios tiempos como las que utilizan microcirugía, expansores (globos bajo los tejidos blandos del tórax, que se inflan con suero para aumentar la superficie de piel y tejido subcutáneo), requieren monitorización y un equipo de anestesia y recuperación posterior, especializado y con experiencia en el manejo de estas pacientes.

Desde UCP somos partidarios, siempre que la enfermedad de base lo permita y sin que ello aumente el riesgo inherente a todas estas cirugías, de intentar realizar la reconstrucción mamaria de forma inmediata, en la misma intervención, para minimizarle a la paciente, en la medida de lo posible, la necesidad de paso por el quirófano.
Dr. Manuel Sancho Jiménez

Cirujano Plástico. Director de UCP Estética.

Casos de cirugías de reconstrucción mamaria realizadas hace años.

¿Debemos asumir el resultado aunque no sea satisfactorio, para la paciente desde el punto de vista estético?

La Cirugía Plástica, como todas las especialidades de la medicina, ha evolucionado mucho en los últimos años. Muchas pacientes pueden beneficiarse de los nuevos avances y planteamientos, fruto de las recientes técnicas y los nuevos puntos de vista.

Además muchas veces estos resultados insatisfactorios son fruto del deterioro de los materiales de las prótesis, o el normal envejecimiento de los tejidos de la paciente y pueden beneficiarse mucho de “retoques quirúrgicos” o pequeñas intervenciones, obteniendo resultados que se ajusten más a los deseos de nuestras pacientes.

Siempre merecerá la pena, al menos consultarnos.

Todo nuestro equipo estará encantado de poder ayudarla.

Otros procedimientos de pecho: