Seleccionar página

Remodelación de mentón

¿Tienes alguna duda?

Consulta con nuestro Servicio de Atención al Paciente

Tratamiento de barbilla: Mentoplastias sin cirugía.

Mejorar sin deformar.

El mentón tiene gran importancia en el perfil facial y debe estar equilibrado con el contorno de la nariz y el cuello. Mentones pequeños o retruidos transmiten un perfil convexo con peor envejecimiento del óvalo facial y caída prematura del cuello y las comisuras del labio inferior.

Hay tres caminos para mejorar el mentón:

  1. Avance quirúrgico o mentoplastia de avance. Es una técnica quirúrgica consistente en seccionar parcialmente el hueso mandibular a nivel del mentón , avanzarlo a la posición adecuada y fijarlo con placas de titanio para conseguir un resultado óptimo y estable.
  2. Implantes de mentón, colocados sobre el hueso para simular mejor proyección, evitando el avance del hueso.
  3. Mentoplastias sin cirugía: utilizando inyecciones de ácidos hialurónicos adecuados en la zona profunda cercana al periostio, podemos simular mayor proyección de la zona mejorando al mismo tiempo el perfil mandibular y el óvalo facial, así como las líneas de amargura o arrugas “de marioneta” muy frecuentes en pacientes con poca barbilla.

Habitualmente tratamos de manera combinada las bandas del cuello y la hipertonía de los músculos mentonianos de la barbilla. De esta manera se consigue un resultado armónico de todo el tercio inferior de la cara sin necesidad de pasar por quirófano en muchos casos

Resultados de remodelación de mentón con ácido hialurónico.

El objetivo de nuestro protocolo Naturel® para mentón, es mejorar barbilla y el perfil mandibular dentro del contexto de la estructura ósea de cada paciente. Para ello siempre estudiamos en conjunto toda la zona para dar el soporte más adecuado a los tejidos sin producir cambios que alteren el aspecto natural de la cara.

No usamos materiales no reabsorbibles y otros materiales sintéticos que suelen dar problemas e irregularidades.

Utilizamos siempre ácidos hialurónicos seleccionados para aumentar la proyección del mentón, pero siempre manteniendo un resultado proporcionado evitando irregularidades o exageraciones. Son tratamientos no permanentes, reabsorbibles y biocompatibles para evitar inflamaciones o faltas de naturalidad.

A veces recomendamos tratamientos complementarios para mejorar la calidad de la piel de toda la zona mandibular, el cuello y los surcos nasogenianos.

No es cuestión de ganar mucho volumen en la barbilla. Siempre priorizamos conseguir una forma armónica para mantener la fisonomía de cada paciente.

Dr. Manuel Sancho Jiménez

Cirujano Plástico. Director de UCP Estética.

Salvo los casos de avance con osteotomía, que se realizan en quirófano, la mayor parte de los tratamientos se realizan en consulta con recuperación rápida sin dificultar la actividad habitual.

En otros casos pueden utilizarse prótesis de mentón o avances óseos, si existen malformaciones o hipoplasias de tercio inferior, en cuyo caso la recuperación es más lenta.

Nuestro protocolo para mentoplastia es realizado por Cirujanos Plásticos con título oficial, después de un plan personalizado para cada paciente.

La naturalidad marca la diferencia.