Seleccionar página

Lóbulos rasgados

¿Tienes alguna duda?

Consulta con nuestro Servicio de Atención al Paciente

Con el uso de pendientes o dilatadores a largo plazo, puede elongarse o rasgarse algún lóbulo auricular.

También el propio envejecimiento de la piel de esa zona hace que se pierda hidratación, colágeno y elasticidad, haciendo los lóbulos menos resistentes a la carga.

En estos casos puede ser beneficioso el tratamiento con ácido hialurónico, sin necesidad de cirugía. La inyección en las zonas adecuadas da muy buenos resultados:

  • Mejora la hidratación.
  • Estimula la producción de colágeno, acolchando el lóbulo de la oreja para que se fortalezca.
  • Previene los desgarros y elongaciones que acabarían en cirugía.
  • Mejora la adaptación de los pendientes.

Es conveniente realizar una exploración para saber cuál es la mejor opción según el caso de cada paciente.

¿Qué es la Lobuloplastia?

Muchos casos de lóbulo rasgado se solucionan con suturas simples de la zona afectada. En otros casos se precisan lobuloplastias con la finalidad de mantener la forma adecuada del lóbulo auricular o para reducir el tamaño de lóbulos exagerados.

No se trata solo de cerrar el lóbulo, también de darle la forma adecuada para evitar lóbulos picudos o cicatrices retractiles que hagan perder naturalidad.

En cualquier caso, los tratamientos se suelen realizar con anestesia local, siendo un procedimiento de poco riesgo, permitiéndole hacer una vida normal desde el principio.

¿Por qué reparar los lóbulos auriculares?

Los motivos más frecuentes por los que suele ser necesario repararlos son el resultado de

  • Una elongación por el uso de pendientes pesados.
  • Un desgarro ocasional.

No recomendamos dormir con pendientes para prevenir estos problemas. Pueden ser desgarros parciales o totales, a veces accidentales, sobre todo si se mantienen durante el sueño por las noches.

Cuando el lóbulo se parte en dos mitades, se realiza una plastia de lóbulo auricular, con anestesia local , que tiene mejores resultados que la sutura simple al mantener la forma adecuada del lóbulo auricular, con menor riesgo de retracciones.

Tras el uso de dilatadores también las plastias son la mejor opción para la cirugía del lóbulo de la oreja.

¿Qué tiempo de recuperación se necesita después de una lobuloplastia?

Su recuperación es rápida. Después de la intervención el paciente debe mantener los puntos durante el periodo de seguimiento hasta la retirada que solemos hacer de manera alterna para evitar aperturas de herida.

¿Cuándo se puede volver a hacer nuevos agujeros en el lóbulo?

Aunque es variable según el caso, preferimos realizar el nuevo agujero para el pendiente a partir de los 30 días, seleccionando la nueva posición que no coincida con la cicatriz, para reducir el riesgo de que se reproduzca.

Otros procedimientos de tratamiento facial: