Seleccionar página

Rinomodelación. Rinoplastia sin cirugía.

¿Tienes alguna duda?

Consulta con nuestro Servicio de Atención al Paciente

¿Qué es la Rinomodelación?

Consiste en la mejora de la forma de la nariz utilizando ácidos hialurónicos reticulados, a veces combinando con toxina botulínica para evitar la punta caída, sin necesidad de cirugía de rinoplastia.

En muchos casos es inevitable operar pero en otros, es posible conseguir buenos resultados sin cirugía.

La clave está en el estudio personalizado previo al tratamiento en el cual valoramos no solo la nariz sino todo el perfil facial, pues la nariz tiene que ser acorde al tipo de cara de cada paciente y su relación armónica con el mentón, los pómulos y el labio.

Una vez realizado el estudio facial de proporciones, se procede al tratamiento de punta y dorso nasal, se realiza el tratamiento con anestesia local sin necesidad de ingreso, ya que son técnicas mínimamente invasivas y sin cicatriz alguna.

Realmente este concepto engloba multitud de técnicas que permiten selectivamente

  • Cambiar la forma del dorso.
  • Modificar la posición de la punta de la nariz.
  • Cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior.

Desde las primeras descripciones de las técnicas de Rinoplastia, estas se han ido modificando, buscando menos agresividad y resultados más naturales con mejores recuperaciones. Esta es la tendencia actual.

Por ello la rinomodelación es una opción para casos que no precisen cirugía de los huesos nasales, con el objetivo de cambiar el perfil nasal con naturalidad, respetando las proporciones faciales de cada persona.

Dr. Manuel Sancho Jiménez

Cirujano Plástico. Director de UCP Estética.

En algunos casos es preferible la Rinoplastia en quirófano, pero siempre con la misma filosofía de conseguir cambiar sin deformar y mejorar con naturalidad.

rinomodelacion

¿Cuándo está indicada una Rinomodelación?

No existen dos caras totalmente iguales, por eso es fundamental que se realice una exploración adecuada de cada paciente, y un estudio, no solo de la nariz sino del perfil facial completo incluyendo la posición de la barbilla o mentón, para seleccionar el tratamiento adecuado de cada detalle concreto a mejorar, manteniendo las proporciones.

A veces es recomendable suavizar el mentón o aumentar su proyección mediante diferentes técnicas de mentoplastia con hialurónicos sin cirugía y así conseguir una cara más armónica sin que se note nada raro.

La naturalidad marca la diferencia.